11 de febrero de 1876: El traslado de los restos de los próceres al Panteón Nacional